Cántales

-¿De que me sirve escribir si nadie me va a leer?
– Entonces háblales.
-¿Y si nadie me va a escuchar?
– Entonces cántales…y si no sabes cantar, cántales de corazón.